miércoles, 13 de abril de 2016

EVANGELIO DEL MIÉRCOLES III DE PASCUA 13 DE ABRIL

La voluntad de mi Padre consiste en que todo el que vea al Hijo y crea en Él, tenga vida eterna.




Proclamación del santo Evangelio según san Juan: 6, 35-40

En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: "Yo soy el pan de la vida. El que viene a mí no tendrá hambre, y el que cree en mí nunca tendrá sed. Pero como ya les he dicho: me han visto y no creen. Todo aquel que me da el Padre viene hacia mí; y al que viene a mí yo no lo echaré fuera, porque he bajado del cielo, no para hacer mi voluntad, sino la voluntad del que me envió.

Y la voluntad del que me envió es que yo no pierda nada de lo que Él me ha dado, sino que lo resucite en el último día. La voluntad de mi Padre consiste en que todo el que vea al Hijo y crea en Él, tenga vida eterna y yo lo resucite en el último día".

Palabra del Señor. 



Gloria a ti, Señor Jesús.



No hay comentarios.:

Publicar un comentario