domingo, 15 de junio de 2014

EVANGELIO DEL DOMINGO DE LA SOLEMNIDAD DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD 15 DE JUNIO

Dios envió a su Hijo al mundo para que el mundo se salvara por él.




Proclamación del santo Evangelio según san Juan: 3, 16-18

"Tanto amó Dios al mundo, que le entregó a su Hijo único, para que todo el que crea en Él no perezca, sino que tenga vida eterna. Porque Dios no envió a su Hijo para condenar al mundo, sino para que el mundo se salvara por Él. El que cree en Él no será condenado; pero el que no cree ya está condenado, por no haber creído en el Hijo único de Dios". 

Palabra del Señor. 

Gloria a ti, Señor Jesús.


PALABRA DE DIOS DIARIA

No hay comentarios.:

Publicar un comentario