sábado, 30 de marzo de 2013

EVANGELIO DEL SÁBADO DE LA SOLEMNIDAD DE LA VIGILIA PASCUAL 30 DE MARZO




Jesús de Nazaret, que fue crucificado, resucitó.




Proclamación del santo Evangelio según san Marcos: 16, 1-7


Transcurrido el sábado, María Magdalena, María (la madre de Santiago) y Salomé, compraron perfumes para ir a embalsamar a Jesús. Muy de madrugada, el primer día de la semana, a la salida del sol, se dirigieron al sepulcro. Por el camino se decían unas a otras: "¿Quién nos quitará la piedra de la entrada del sepulcro?". Al llegar, vieron que la piedra ya estaba quitada, a pesar de ser muy grande.



Entraron en el sepulcro y vieron a un joven, vestido con una túnica blanca, sentado en el lado derecho, y se llenaron de miedo. Pero él les dijo: "No se espanten. Buscan a Jesús de Nazaret el que fue crucificado. No está aquí; ha resucitado. Miren el sitio donde lo habían puesto. Ahora vayan a decirles a sus discípulos y a Pedro: 'El irá delante de ustedes a Galilea. Allá lo verán, como Él les dijo'".


Palabra del Señor. 


Gloria a ti, Señor Jesús.



PALABRA DE DIOS DIARIA


No hay comentarios.:

Publicar un comentario