jueves, 14 de febrero de 2013

EVANGELIO DEL JUEVES DESPUÉS DE CENIZA 14 DE FEBRERO


El que pierda su vida por mí, la salvará.






Proclamación del santo Evangelio según san Lucas: 9, 22-25

En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Es necesario que el Hijo del hombre sufra mucho, que sea rechazado por los ancianos, los sumos sacerdotes y los escribas, que sea entregado a la muerte y que resucite al tercer día".

Luego, dirigiéndose a la multitud, les dijo: "Si alguno quiere acompañarme, que no se busque a sí mismo, que tome su cruz de cada día y me siga. Pues el que quiera conservar para sí mismo su vida, la perderá; pero el que la pierda por mi causa, ése la encontrará. En efecto, ¿de qué le sirve al hombre ganar todo el mundo, si se pierde a sí mismo o se destruye?". 

Palabra del Señor. 

Gloria a ti, Señor Jesús.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario