sábado, 1 de diciembre de 2012

EVANGELIO DEL SÁBADO XXXIV DEL T. ORDINARIO 1 DE DICIEMBRE


Velen para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder.





Proclamación del santo Evangelio según san Lucas: 21, 34-36


En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: "Estén alerta, para que los vicios, la embriaguez y las preocupaciones de esta vida no entorpezcan su mente y aquel día los sorprenda desprevenidos; porque caerá de repente como una trampa sobre todos los habitantes de la tierra.

Velen, pues, y hagan oración continuamente, para que puedan escapar de todo lo que ha de suceder y comparecer seguros ante el Hijo del hombre". 

Palabra del Señor. 

Gloria a ti, Señor Jesús.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario