miércoles, 1 de agosto de 2012

EVANGELIO DEL JUEVES XVII DEL T. ORDINARIO 2 DE AGOSTO


Los pescadores ponen los pescados buenos en canastos y tiran los malos.





Proclamación del santo Evangelio según san Mateo: 13, 47-53


En aquel tiempo, Jesús dijo a la multitud: "El Reino de los cielos se parece también a la red que los pescadores echan en el mar y recoge toda clase de peces. Cuando se llena la red, los pescadores la sacan a la playa y se sientan a escoger los pescados; ponen los buenos en canastos y tiran los malos. Lo mismo sucederá al final de los tiempos: vendrán los ángeles, separarán a los malos de los buenos y los arrojarán al horno encendido. Allí será el llanto y la desesperación. 

¿Han entendido todo esto?". Ellos le contestaron: 'Si". Entonces Él les dijo: "Por eso, todo escriba instruido en las cosas del Reino de los cielos es semejante al padre de familia, que va sacando de su tesoro cosas nuevas y cosas antiguas".

Y cuando acabó de decir estas parábolas, Jesús se marchó de allí.

Palabra del Señor. 

Gloria a ti, Señor Jesús.





No hay comentarios.:

Publicar un comentario