viernes, 4 de mayo de 2012

EVANGELIO DEL SÁBADO IV DE PASCUA 5 DE MAYO


Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre.




Proclamación del santo evangelio según san Juan: 14, 7-14


En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: “Si ustedes me conocen a mí, conocen también a mí Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto”.


Le dijo Felipe: “Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta”. Jesús le replicó: “Felipe, tanto tiempo que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conoces? Quien me ve a mí, ve al Padre. ¿Entonces por qué dices: Muéstranos al Padre?” ¿O no cree que yo estoy en el Padre y que el padre esta en mí? Las palabras que yo les digo, no las digo por mi propia cuenta. Es el Padre, que permanece en mí, quien hace las obras. Créanme: Yo estoy en el Padre y el Padre esta en mí. Si no me dan fe a mí, hará las obras que hago yo y las hará aún mayores, porque yo me voy al Padre; y cualquier cosa que pidan en mí nombre yo la haré para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Yo haré cualquier cosa que me pidan en mi nombre”. 

Palabra del Señor. 

Gloria a ti, Señor Jesús.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario