viernes, 23 de septiembre de 2011

EVANGELIO DEL SÁBADO XXV DEL T. ORDINARIO 24 DE SEPTIEMBRE


El Hijo del hombre va a ser entregado. - Tenían miedo de preguntarle acerca de este asunto.


Proclamación del santo Evangelio según san Lucas: 9, 43-45


En aquel tiempo, como todos comentaban, admirados, los prodigios que Jesús hacía, éste dijo a sus discípulos: "Presten mucha atención a lo que les voy a decir: El Hijo del hombre va a ser entregado en manos de los hombres".


Pero ellos no entendieron estas palabras, pues un velo les ocultaba su sentido y se las volvía incomprensibles. Y tenían miedo de preguntarle acerca de este asunto.



Palabra del Señor.


 Gloria a ti, Señor Jesús.


PALABRA DE DIOS DIARIA


MISAL DIARIO


LITURGIA DE LAS HORAS DEL DÍA




REFLEXIÓN: Estamos ante la segunda predicción que de su pasión y muerte hace Cristo en el evangelio de San Lucas. Jesús se aplica el sugestivo título mesiánico de «Hijo del hombre» (Dan 7, 13), que Él relaciona con la figura del Siervo doliente del Señor, según los poemas del profeta Isaías (Cfr Is 42, 1-4)… Precisamente cuando«todos comentaban, admirados, los prodigios que Jesús hacía», es cuando Él aprovecha para llevar a sus temerosos y cerrados discípulos a poner los pies en la tierra, preparándolos a superar el gran “escándalo de la cruz”que –en cumplimiento a los misteriosos designios del Padre–, tendrá que afrontar Él al final de sus días.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario