lunes, 26 de septiembre de 2011

EVANGELIO DEL MARTES XXVI DEL T. ORDINARIO 27 DE SEPTIEMBRE SAN VICENTE DE PAUL


Jesús tomó la firme determinación de ir a Jerusalén.







Proclamación del santo Evangelio según san Lucas: 9, 51-56

Cuando ya se acercaba el tiempo en que tenía que salir de este mundo, Jesús tomó la firme determinación de emprender el viaje a Jerusalén. Envió mensajeros por delante y ellos fueron a una aldea de Samaria para conseguirle alojamiento; pero los samaritanos no quisieron recibirlo, porque supieron que iba a Jerusalén. Ante esta negativa, sus discípulos Santiago y Juan le dijeron: "Señor, ¿quieres que hagamos bajar fuego del cielo para que acabe con ellos?". Pero Jesús se volvió hacia ellos y los reprendió. Después se fueron a otra aldea.

 Palabra del Señor.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario