viernes, 22 de julio de 2011

EVANGELIO DEL SÁBADO XVI DEL T. ORDINARIO 23 DE JULIO


Dejen que crezcan juntos hasta el tiempo de la cosecha.





Proclamación del santo Evangelio según san Mateo: 13, 24-30



En aquel tiempo, Jesús propuso esta otra parábola a la muchedumbre: "El Reino de los cielos se parece a un hombre que sembró buena semilla en su campo; pero mientras los trabajadores dormían, llegó un enemigo del dueño, sembró cizaña entre el trigo y se marchó. Cuando crecieron las plantas y se empezaba a formar la espiga, apareció también la cizaña.





Entonces los trabajadores fueron a decirle al amo: `Señor, ¿qué no sembraste buena semilla en tu campo? ¿De dónde, pues, salió esta cizaña?'. El amo les respondió: 'De seguro lo hizo un enemigo mío'. 


Ellos le dijeron: `¿Quieres que vayamos a arrancarla?'. Pero él les contestó: 'No. No sea que al arrancar la cizaña, arranquen también el trigo. Dejen que crezcan juntos hasta el tiempo de la cosecha y, cuando llegue la cosecha, diré a los segadores: Arranquen primero la cizaña y átenla en gavillas para quemarla, y luego almacenen el trigo en mi granero' ".


 Palabra del Señor.


 Gloria a ti, Señor Jesús.


PALABRA DE DIOS DIARIA


MISAL DIARIO

No hay comentarios.:

Publicar un comentario